Tercera Ley De Mendel

La tercera Ley De Mendel es conocida también como Ley de la Herencia Independiente de Caracteres. Esta Tercera Ley De Mendel, toma en cuenta a los caracteres o rasgos que se heredan de forma independiente a otros rasgos. Es decir que no existe relación entre estos rasgos, ya que se encuentran en otra área del cromosoma. Es decir que los fenotipos se generan a través de las leyes anteriores, pero no influyen en el desarrollo de unos con otros. De esta manera, cada patrón de herencia puede ser transmitido sin afectar a otro. La 3ra Ley De Mendel, se cumple, como se ha dicho, en patrones de herencia que se encuentran en diferentes cromosomas, o que están en áreas muy distantes dentro del cromosoma.




El experimento que se realizó para llegar a esta conclusión de la Tercera Ley De Mendel, fue realizado al cruzar una planta de chícharos que producían semillas amarillas y lisas, con una planta de chícharos que producía semillas verdes y con textura rugosa, es decir que cada una de estas tenía dos rasgos visiblemente distintos entre sí. Tomando en cuenta que ambos individuos eran homocigóticos.

La primera generación filial producía semillas amarillas y lisas, tal y como se cumple en la Primera Ley De Mendel, dando cuenta de que los alelos dominantes son aquellos que le dan la coloración y la textura, y que los individuos de esta primera generación son dihíbridos (AaBb).

Tercera Ley De Mendel

Luego, al cruzar los individuos de la primera generación entre sí, se pueden obtener las siguientes variables que son gametos posibles que se obtienen con rasgos diferentes, basados en los alelos recesivos que transmitirán los rasgos que están presentes en la generación parental con diferentes posibilidades de combinación.

Tercera Ley de Gregor Mendel

Como se puede ver, los gametos posibles tienen los rasgos combinados, como las semillas amarillas y lisas (AB), las que son amarillas y rugosas (Ab), las verdes y rugosas (aB), y las que son verdes y lisas (ab). Donde las letras mayúsculas representan a los alelos dominantes y las minúsculas a los alelos recesivos. Cada una con características presentes en sus parentales superiores, pero combinados para lograr todas las variables. La Primera Ley De Mendel también se cumple si tomamos a la primera generación como la generación parental y a la segunda generación como a la primera, ya que los alelos se han complejizado y poseen más caracteres.

Proporción 9:3:3:1 En La Tercera Ley De Mendel

En los cruces de la Tercera Ley De Mendel, la proporción en que se distribuyen las distintas posibilidades de combinación de rasgos, se cumple en la proporción conocida como 9:3:3:1, esta se conoce de esta manera, porque dentro caben 16 posibilidades de combinaciones en total para los alelos de cada uno de los individuos que forman parte del cruce, es decir, los que ahora son padres de la segunda generación filial. Entonces, estas 16 posibilidades se dividen en 9, para los alelos dominantes, 3 para el alelo dominante con un recesivo, 3 más para un recesivo con un dominante, y solo 1 para la combinación de dos alelos recesivos. Esto se puede ver mejor explicado en el siguiente cuadro, con la primera generación filial arriba, donde dos individuos se cruzan, para generar el cuadro de abajo, y en la parte inferior se encuentra la división de posibilidades.

La Tercera Ley De Mendel

Se debe tomar en cuenta que la elección de los caracteres fue muy importante al momento de obtener los resultados deseados de la tercera Ley De Mendel, ya que si los genes se encuentran en el mismo cromosoma, la reproducción y la separación de los alelos entran en la categoría de los genes ligados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*